El aumento de la criminalidad y la inseguridad ciudadana

Notification

×

Ads

Ads

Más Noticias

El aumento de la criminalidad y la inseguridad ciudadana

9 abr 2019 | 21:00 horas Actualizado 2021-02-07T16:05:36Z

Perú se ubica en el segundo lugar entre los países con la tasa más alta de víctimas de la delincuencia.


Incrementa de la inseguridad ciudadana
El Perú es el segundo país con las cifras más altas de inseguridad y solo Venezuela lo supera.

Todos los días los delincuentes hacen de las suyas en la capital y principales ciudades del país y es evidente de que la criminalidad se ha incrementado a niveles alarmantes.

La inseguridad ciudadana, identificada por la mayoría de peruanos en todas las encuestas como el problema mayor en sus vidas, está en peligro de desbordarse por el aumento del desempleo y la persecución de ambulantes que no cesa porque el gobierno y los alcaldes no quieren detener ya que no hay inversión para promover la inclusión a la formalidad y resulta una medida de impacto populista.

Lo cierto es que la policía se encuentra impotente y atada de manos ante la ola de crímenes que excede a todos los planes que se ejecutan para erradicar la criminalidad. Esta aumenta y los peruanos entran en desesperación pues ya nadie vive ni tranquilo ni seguro.

Hay que recordar que el Perú es el segundo país con las cifras más altas de inseguridad en la región ya que sólo es superado por Venezuela. El porcentaje se incrementa debido a que en el Perú se registran más delitos como el hurto de celulares o carteras (sin agresiones). Le siguen los robos con armas.

Para los encuestados, la delincuencia continúa siendo el problema más importante del país, seguida de la corrupción y urgen nuevas acciones. Los peruanos son ahora víctimas de la delincuencia incluso en los lugares donde antes se sentían protegidos, por lo que la percepción de inseguridad ciudadana aumenta cada día.

En los tres primeros meses del presente año, por ejemplo, los pasajeros de un bus del Metropolitano, los usuarios de una estación del Metro de Lima y los clientes de una agencia del Banco de Crédito del Perú, de Lince, vivieron esta realidad en carne propia cuando las instalaciones de esas instituciones fueron tomadas por asaltantes armados que, en minutos, lograron su objetivo.

La grave situación que se vive en las calles se refleja en la última edición del Barómetro de las Américas 2017, del Proyecto de Opinión Pública de América Latina (LAPOP).

Según esta investigación, el Perú se ubica en el segundo lugar del ránking de los países con la tasa más alta de víctimas de la delincuencia, superando solo a Venezuela donde hoy se vive una grave crisis social. El 33% de los encuestados peruanos respondió que sufrió algún tipo de acto delictivo (hurto, robo, extorsión) en los últimos 12 meses; mientras que el 40,5% de venezolanos afirmó lo mismo. Esta situación negativa es una tendencia que se viene repitiendo.

"Desde las primeras encuestas, el Perú ha mostrado altos niveles de victimización por delincuencia, en términos comparados. En el 2017, le siguieron de cerca México y Ecuador en el tercer y cuarto lugar", manifestó Patricia Zárate, investigadora principal del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) que realizó la investigación en nuestro país con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Este puesto que nos sitúa en el top del segundo lugar en victimización de la delincuencia en Latinoamérica no tiene, una relación directa con la gravedad de los hechos. En el Perú, según la investigación, los delitos no son tan violentos, ya que la mayoría de los encuestados reportó haber sido víctimas de actos delictivos donde no hubo agresión.

El Barómetro de las Américas 2017 determinó que un 27,6% declaró haber sido víctima de un robo sin arma ni agresión y un 13,4% afirmó haber sufrido robos en su casa. "Siempre nos preguntan cómo podemos estar por encima de países centroamericanos, como Guatemala u Honduras, donde existen pandillas y crímenes seguidos; no obstante, se debe precisar que en el Perú lo que prevalecen más son los hurtos. Eso incrementan los casos delictivos, lo que quiere decir que en nuestras calles la población es víctima del robo de carteras o el cogoteo cuando camina, o del hurto de sus celulares y billeteras cuando viaja en el bus o en el auto con las ventanas abiertas", precisó la investigadora del estudio. La imagen más conocida es la de los ladrones que aprovechan el tráfico en las avenidas para cometer sus fechorías y huir.

Crímenes a diario


El alto número de personas que han sufrido hurtos según el Barómetro es similar al que presentó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) entre mayo y octubre del 2017. El asalto de celulares, dinero y carteras es el delito que más se comete, seguido de los casos de estafa.
Al respecto, representantes del Observatorio de la Criminalidad del Ministerio Público respondieron que las cifras del Barómetro muestran una tendencia en estos años.

"Tenemos un alto número de delitos en el país, sí, pero estos no son necesariamente violentos. En enero del 2018, para citar una cifra reciente, la Fiscalía reportó 19 mil 697 delitos, de los cuales 8 mil 382 fueron hurtos (42,5%); lo que quiere decir, por ejemplo, que hubo un atraco o un cogoteo en las calles. Esto, claro, sin considerar los actos que no fueron denunciados en las comisarías'", según información del Ministerio Público.

Lo que sí resulta preocupante, según Patricia Zárate, es el crecimiento de la proporción de encuestados que respondió haber sido víctima de extorsiones en el Perú.

En la encuesta del 2014, solo un 7,5% aceptaba haber sido extorsionado, mientras que un 12,6% señaló lo mismo en el 2017, lo que representa un aumento de 5,1%. "Lo que se mantiene constante es la proporción que señala haber sido sujeto de un robo con arma, que fue 18% en el 2014 y 18,3% en el 2017", aseveró la investigadora del IEP.​

La mayoría de peruanos que ha sido víctima de un acto delincuencial se encuentra concentrada en las zonas urbanas, en particular en Lima Metropolitana (casi un 40%). "Esto se entiende debido a que la capital tiene mucho más movimiento. En horas punta, la gente llena los pasos peatonales, los vehículos congestionan las vías. Por eso también se observa que los estudiantes (42,6%) y los que buscan trabajo (38,2%) han sufrido robos", explicó Zárate.

Otro resultado importante es que un 30,4% de las encuestadas mujeres afirma haber sido víctima de la delincuencia. "En cada una de las áreas geográficas, las mujeres tienen un promedio más alto que los hombres en la percepción de inseguridad en el barrio. Ellas temen no solo ser asaltadas sino también acosadas, agredidas y violadas".

La encuesta del Barómetro fue realizada entre febrero y abril del 2017, unas semanas después que se destapara la extensa red de corrupción del caso Lava Jato en el Perú. Pese a ello, la inseguridad ciudadana continúa apareciendo como el problema más importante del país, con un 30,4% , seguida de la corrupción (27,1%).​

"Cuando se registran más hurtos, hay que evaluar el número de policías, de habitantes y las características del distrito. El día a día apunta a los delitos contra el patrimonio, los que causan más temor", dijo el especialista del Instituto de Defensa Legal (IDL), César Bazán.

Se debe precisar que en el gobierno pasado se enfrentó a la delincuencia con el refuerzo de la presencia policial en las calles. "Entre el 2012 y el 2016, se invirtieron 400 millones de soles en la compra del franco de los policías para asegurar el patrullaje a pie en el país", dijeron ex autoridades del Interior. Así, solo queda que el nuevo presidente Martín Vizcarra priorice el combate de estos delitos más frecuentes.

LNP
4.90/5 – 179
Apoye a El Nacional Somos un medio independiente, su apoyo nos permitirá seguir adelante. elnacional.pe. Gracias :).
×
Síguenos