Odebrecht: Alan García presunto jefe de una organización criminal

Notification

×

Ads

Ads

Más Noticias

Odebrecht: Alan García presunto jefe de una organización criminal

26 sept. 2018 | 11:01 horas Actualizado 2018-09-26T16:02:39Z
Fujimoristas, apristas y comisión investigadora Lava Jato presidida por Rosa Bartra encubrieron a Alan García y Keiko Fujimori.

Testimonio de Cuba complica a García y Cornejo


Preso exviceministro Jorge Cuba confiesa que Alan García y Enrique Cornejo trataban con Jorge Barata, jefe de la mafia de odebrecht en el Perú, los decretos supremos, leyes y normas para ejecutar el tren eléctrico de manera ilícita, con el pago de coimas.

Alan García otra vez en el ojo de la tormenta al quedar al descubierto su papel de jefe de banda en la corrupción de Odebrecht. Esta semana se conoció que el preso ex viceministro aprista Jorge Cuba confesó que el ex mandatario aprista junto al hoy candidato a la alcaldía de Lima Enrique Cornejo, quien fue su ministro de Transportes, trataban con Jorge Barata, el jefe de la mafia de Odebrecht en el Perú, los decretos supremos, leyes y normas para ejecutar el tren eléctrico de manera ilícita, con el pago de coimas

Así, ha quedado probado que los fujimoristas, apristas y la comisión investigadora Lava Jato, presidida por la congresista fujimorista Rosa Bartra, encubrieron a Alan García, al Apra Nostra y a Keiko Fujimori.

El exviceministro de Comunicaciones del segundo gobierno aprista, Jorge Cuba, declaró al Equipo Especial de la Fiscalía para el caso Lava Jato que el expresidente Alan García Pérez y  el exdirectivo de Odebrecht, Jorge Barata, coordinaban las principales obras de infraestructura del país para favorecer a la constructora brasileña.

Esa fue una de las revelaciones que hizo Cuba ante el Equipo Especial de la Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios como parte del “Convenio Preparatorio de Colaboración Eficaz”  suscrito el 10 de junio de 2017 entre el exviceministro y el grupo de fiscales encabezados por Sergio Jiménez y Marcial Páucar.

Ese acuerdo fue denegado por el fiscal Sergio Jiménez, mediante  la Disposición 03–CE 042017, fechada el 30 de julio de este año, cuyo asunto era una “Denegatoria de Colaboración Eficaz”, es decir el rechazo a un intento de delación o de confesión premiada.

Sin embargo, recién el 22 de agosto, casi un mes después del cese de Hamilton Castro y semanas después de haber hecho entrega de su cargo, Jiménez llevó a cabo la diligencia para incorporar la disposición denegatoria a la carpeta de colaboración. La indebida acción hizo que el nuevo fiscal superior coordinador del Equipo Especial, Rafael Vela, remitiera un informe sobre las “presuntas irregularidades” cometidas a la oficina de Control Interno de la Fiscalía de la Nación.

Las declaraciones de Jorge Cuba reveladas ocurrieron en dos diligencias. La primera fue el 10 de marzo de 2017, a las 9:30 de la mañana. El fiscal que interrogó fue Marcial Páucar y estuvo también el abogado de Cuba, Luis Peña Terreros. La segunda diligencia fue el 17 de marzo de 2017. Ambas fueron en el penal Ancón 1.

Cuba relata que fue invitado a trabajar en el Instituto de Comercio Exterior en 1988, durante el primer gobierno de Alan García. Lo invitó “Roxanne Cheesman Rajkovic, que en ese momento era la gerente de supervisión de Comercio Exterior del citado instituto. Ellos habían sido compañeros en la PUCP. Ambos eran economistas”. Ahí Cuba conoció también a Enrique Cornejo.

“Cuba y Cheesman […] tuvieron luego la ocasión de encontrarse y ella le dijo que necesitaba un especialista para que vea temas de supervisión de productos mineros. Se entrevistó con ella y fue contratado en el Instituto de Comercio Exterior. Enrique Cornejo era presidente de dicha institución”.

En octubre de 1990, Cheesman le dice a Cuba que García había formado junto con Cornejo una ONG llamada Instituto para la Deuda Externa Latinoamericana y que le gustaría que trabajara con ellos. Cuba aceptó. Cabe resaltar que Cheesman es madrina del segundo hijo de Cuba, Rodrigo Cuba Piedra.

La cercana relación laboral de este grupo pequeño, que trabajaba en una casa frente a la que tenía Alan García en Chacarilla, quedó expresada en la serie de textos que produjeron para los dos volúmenes del libro “Deuda Externa Latinoamericana” (1991). Y también en la presentación de los directivos del Instituto y su equipo investigador.

“Los actores políticos que eran los encargados de generar el marco legal, la obtención y/o asignación del financiamiento y generación de facilidades en el proceso de ejecución. Aquí se encuentran las autoridades del más alto nivel como los presidentes Alejandro Toledo (Interoceánica), Alan García (Línea 1-Metro) y Ollanta Humala (Gasoducto del Sur) quienes favorecieron abiertamente a Odebrecht.
(…) Para el caso específico de la Línea 1-Metro, los actores políticos eran Alan García y Enrique Cornejo, quienes fueron los que gestionaron y aprobaron los decretos de urgencia, decretos supremos y resoluciones ministeriales que ayudaron a Odebrecht.

Los actores técnicos-funcionales eran los miembros del Comité de adjudicación y el director ejecutivo de AATE [Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico], el señor Oswaldo Plasencia”, dijo Cuba a los fiscales.

Coimas de Odebrecht


“Las formas en que Odebrecht pagaba era o en cuentas en el exterior, o en efectivo. El detalle de los pagos a cada uno de los actores políticos, más allá de lo que he mencionado, no lo tengo. Eso lo acordaba y disponía como pago el señor Jorge Henrique Simoes Barata, según me lo comentó Carlos Nostre”, señaló Cuba.

“Yo puedo dar cuenta – afirmó Cuba en su confesión– de coordinaciones relacionadas con respecto a la obra de la Línea 1 del Metro, en razón que así me lo expresó Carlos Nostre, quien era el director de Odebrecht responsable de ese proyecto. Con esa misma exactitud, no tengo conocimientos de coordinaciones para otras obras, pero debo mencionar que era un secreto a gritos, que el expresidente Alan García Pérez y Jorge Barata coordinaban las principales obras de infraestructura del país”, afirmó el exfuncionario.

“En una oportunidad el presidente Alan García llamó directamente de Palacio de Gobierno al ministro Luis Carranza a fin de increparle por qué no apoyaba el proyecto y en dónde se encontraba. El ministro Luis Carranza le respondió que estaba en la playa. Alan García le dijo que inmediatamente solucione ese problema”, recordó Cuba.

LN
×
Síguenos