Loncheras escolares saludables deben tener tres componentes

Ad 970 x 250

Loncheras escolares saludables deben tener tres componentes

El Nacional
27 feb. 2019

El Ministerio de Salud advierte que esta no reemplaza al desayuno ni al almuerzo.


Recomendaciones para una lonchera escolar saludable deben tener tres componentes
Es recomendable dejar de consumir con los octógonos de color negro y blanco en los alimentos procesados cuyo contenido de sodio, azúcar y grasas saturadas excedan los parámetros establecidos. / Minsa

La lonchera escolar, que tiene por función recargar de energía a los niños durante su jornada educativa, debe contener tres elementos para ser saludables y convertirse en el motor que ellos necesitan a media mañana.

Así lo manifestó Rosa Salvatierra, nutricionista del Instituto Nacional de Salud (INS), quien, a pocos días de iniciarse el nuevo año escolar, exhortó a los padres de familia a valorar el aporte nutricional de la lonchera, descartando que esta puede suplir comidas principales, como el desayuno o el almuerzo, ni siquiera cuando se mandan porciones dobles.

"Primero, porque las necesidades de los niños varían de acuerdo a su edad y las actividades que realizan y porque, además, las comidas tienen horarios diferentes. El desayuno y el almuerzo tienen raciones más grandes. La lonchera representa apenas del 10% al 15% de todo lo que el niño requiere en el día. No hay que confundirse", enfatizó.

Lo justo y necesario


La especialista manifestó que la lonchera no debe ser abundante, pero sí integrar tres tipos de elementos. "Debe tener un componente sólido, que puede ser a base de pan, camote, olluco, choclo u otro alimento, dependiendo de las zonas de nuestro país, pero siempre acompañado de un agente que puede ser proteína como queso, pollo, sangrecita, atún, entre otros", agregó.

La fruta es el segundo componente primordial de la lonchera, por eso es recomendable enviarla entera y bien lavada.

"Podemos mandar una manzana, pera o mandarina. La fruta es un complemento que otorga fibra, por eso no debe faltar en las loncheras", subrayó.

A esto se suma, el tercer elemento que es una bebida. Esta puede ser un refresco a base de fruta y con poca azúcar.

"No recomendamos jugos porque podrían malograrse rápidamente. Lo que sí podemos hacer son refrescos, como agua de piña o de otras frutas. En lugares donde hay calor, es ideal prepararlos con agua helada y en lugares de mucho frío, puede enviarse mates calientes. Si no hay refresco, el agua no debe faltar", puntualizó..

También advirtió que los niños que no cargan una lonchera pueden acabar con problemas de desnutrición o anemia.

Por otro lado, la nutricionista dijo que es importante que los padres sepan que los niños que sólo cargan alimentos ultraprocesados ​​corren mayor riesgo de enfermarse.

"La falta de tiempo es una de las razones por las que las mamás y papás no preparan una lonchera saludable, pero hay que encontrar la manera. No todo debe ser cereales instantáneos ni productos envasados", remarcó.

Finalmente, Rosa Salvatierra insistió en cuidar la higiene de los utensilios que se envían y la limpieza de la lonchera, debido a que la comida y líquidos se pueden derramar y contaminar lo que se envía al día siguiente.

Alerta con los octógonos de color negro y blanco


Cabe mencionar que, a fines del año pasado, el Minsa publicó el manual de advertencias publicitarias en el marco de la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes (Ley Nº 30021), que dispone la implementación de los octógonos de color negro y blanco en los alimentos procesados cuyo contenido de sodio, azúcar y grasas saturadas excedan los parámetros establecidos.

Los octógonos de color negro y blanco en los alimentos procesados
Síguenos en Facebook y compártelo con tus amigos!