Nueva Zelanda: el primer país que declara haber "ganado la batalla" al coronavirus

Notification

×

Ads

Ads

Más Noticias

Nueva Zelanda: el primer país que declara haber "ganado la batalla" al coronavirus

28 abr 2020 | 13:00 horas Actualizado 2020-10-27T06:20:57Z
Las claves del éxito de Nueva Zelanda, el primer país que declara haber vencido al Covid-19
La primera ministra de Nueva Zelanda anunció este lunes que el país ha ganado una batalla significativa contra el coronavirus de Wuhan, pero advirtió que no existe ninguna certeza que el riesgo de infección  haya desaparecido por completo.

Nueva Zelanda anunció este lunes (27.04.2020) la flexibilidad de algunas restricciones, tras reducir la alerta del nivel 4, luego de cinco semanas de suspensión de todas las actividades, al nivel 3.

Según la primera ministra Jacinda Ardern, ya "no hay grandes infecciones locales", y comentó que "esta batalla" era reducir significativamente las infecciones en el país.

"No hay transmisión (del virus) generalizada y no detectada en Nueva Zelanda", dijo la autoridad. Sin embargo, Ardern recordó que no existía ninguna certeza sobre el momento en que desaparezca totalmente el riesgo.

El cese de algunas de las restricciones implica que establecimientos que ofrecen comida para llevar y las escuelas tienen autorización para reabrir. Asimismo, los ciudadanos podrán ir de pesca, a practicar surf o a cazar, mientras que unos 400,000 podrán retornar a sus trabajos. Locales comerciales y restaurantes, en cambio, deberán seguir cerrados

¿Qué hizo bien Nueva Zelanda para vencer al Covid-19?


Lo que pudo haber parecido un objetivo demasiado ambicioso finalmente se convirtió en un ejemplo a nivel mundial, la pandemia ha dejado solo 19 muertes de 1,122 contagiados, de los cuales el 80% ya se han recuperado.  En las últimas 24 horas, se detectó un solo caso confirmado y una tasa de transmisión del 0.4% frente a la media global del 2.5%.

Los neozelandeses, poco más de 5 millones de habitantes, han estado sometidos a las medidas de cierre más estrictas del planeta desde el pasado 26 de marzo, Ardern tomó la decisión de eliminar al virus, y no aplanar la curva de contagios, como han hecho otros países.

"Es como buscar una aguja en el pajar", advirtió Ardern, que pidió a sus compatriotas conservar las medidas de distanciamiento social y reducir al máximo el contacto con terceros.

La primera ministra precisó que el 11 de mayo se evaluará si se rebajan aún más las restricciones. "Estamos abriendo la economía, pero no estamos retomando la vida social de las personas", alertó Ardern.

Cuarentena total


La clave de su éxito parece ser una estrategia que podría aplicarse en cualquier país, con medidas drásticas de confinamiento durante un mes y el cierre de fronteras desde los primeros casos confirmados.

El 13 de marzo, la mandataria adoptó el plan de manejo de la pandemia diseñado con Australia para enfermedades como la gripe: dos semanas de aislamiento para los que llegan del exterior, restricciones de desplazamientos, casos positivos aislados y rastreo de contactos.

Luego de doce días, se registraba 102 contagiados y ningún fallecido, Ardern optó por el bloqueo total del país para eliminar la pandemia en lugar de mitigar la propagación.

Desde cierre de playas, parques infantiles, oficinas, escuelas, bares y restaurantes aunque el número de personas infectadas hasta el momento era es muy bajo, optaron por tomar un medida radical.

Del nivel 4 a la "sala de espera"


Nueva Zelanda pasó el martes del bloqueo de nivel cuatro al tres, lo que significa que la mayor parte de las empresas podrán abrir. Entre los negocios que recuperarán la actividad se encuentran los restaurantes con comida para llevar (los otros tendrán que esperar).

Nueva Zelanda pasó del nivel cuatro al nivel tres el martes, lo que significa que la mayoría de las empresas podrán abrir. Entre las empresas que se recuperarán están los restaurantes con comida para llevar a domicilio o trabajo (otros sectores tienen que esperar).

"Podemos decir, con confianza, que no tenemos transmisiones comunitarias en Nueva Zelanda. La clave ahora es mantener eso", dijo Ardern, que describió el nivel 3 como "la sala de espera". Ahora, el 75% de la economía volverá a operar, de acuerdo con Ardern.

El gobierno señaló que los ciudadanos deben mantener distancia física de otras personas (familiares y amistades). Las colecciones masivas todavía están prohibidas, los centros comerciales permanecen cerrados y la mayoría de los niños aún no han regresado a la escuela. Además, la frontera de Nueva Zelanda permanece cerrada.

Medida responsable, no confiarse


Los expertos recomendaron que las medidas de confinamiento demasiado rápido y el incumplimiento de la ciudadanía, puede ser muy peligroso. Siouxsie Wiles, microbióloga y profesora de la Universidad de Auckland que señala que "si volvemos la espalda durante solo un minuto, estaremos en riesgo de un serio brote de nuevo". Wiles recuerda que Nueva Zelanda no dispone de un gran número de unidades de cuidados intensivos, y de ahí la necesidad de la ministra de actuar con celeridad.
Fuente: AFP, Reuters,EFE, Univision
Apoye a El Nacional Somos un medio independiente, su apoyo nos permitirá seguir adelante. elnacional.pe. Gracias :).
×
Síguenos