Impacto económico y social del coronavirus en América Latina y el Caribe

Notification

×

Ads

Ads

Más Noticias

Impacto económico y social del coronavirus en América Latina y el Caribe

6 abr 2020 | 22:42 horas Actualizado 2020-04-07T04:12:14Z
Efectos económicos y sociales del Coronavirus en América Latina y el Caribe

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), nuestra región enfrenta la pandemia desde una posición más débil que la del resto del mundo. Ya que antes que inicie la pandemia, la Cepal preveía que la región crecería un máximo del 1,3% en 2020. Sin embargo, los efectos de la crisis han llevado a cambiar esa previsión y pronosticar una caída del PIB de al menos un 1,8% a más. A continuación, se muestra los principales efectos económicos y sociales de acuerdo  al ultimo informe del Cepal.

Sector económico


Disminución de la actividad económica de sus principales socios comerciales. La región depende marcadamente de sus exportaciones, cuyo volumen y valor se reducirán por la recesión mundial.

Las marcadas caídas de los precios (de productos primarios) y el deterioro de los términos de intercambio tendrán fuertes efectos negativos en los niveles de ingreso de las economías latinoamericanas dependientes de esas exportaciones.

Menor demanda de servicios de turismo. Si los mayores efectos del Covid-19 se sienten en el segundo trimestre de 2020 y se concretan en prohibiciones o autorrestricciones de viajar de tres meses de duración, la actividad turística en el Caribe se contraería un 25%.

Comercio internacional


Los efectos del Covid-19 agravan las ya débiles perspectivas del comercio exterior de América Latina y el Caribe, por lo que llevará a una contracción del comercio internacional para la región en términos de valor y de volumen.

Se estima que el valor de las exportaciones de la región caerá por lo menos el 10,7% en 2020. La mayor parte de la reducción del valor de las exportaciones corresponde a la caída de sus precios, estimada en un 8,2%; además, se espera que el volumen exportado registre una contracción del 2,5%.

Acceso y uso de Internet



El acceso y uso a internet ha disminuido el impacto de la pandemia en algunas profesiones, en la educación y actividades de entretenimiento en los hogares. Sin embargo, todavía existen fuertes desigualdades de conectividad en países como (Guatemala, Honduras, Haití y Nicaragua).

Por ejemplo, existen desigualdades muy marcadas en la tasa de conectividad según segmentos de ingresos, la brecha entre los quintiles más ricos (personas con mayor poder adquisitivo) y los más pobres es mayor en países como Honduras (58%) o el Perú (60%).

Sociedad


Salud: Habrá fuertes impactos en el sector de la salud por la escasez de mano de obra calificada y de suministros médicos. La mayoría de los países no han invertido lo necesario en salud. Según la CEPAL, el gasto público del gobierno central en el sector, que en 2018 se situaba en un 2,2% del PIB regional, está lejos del 6% del PIB recomendado por la OPS.

La mayoría de los países de la región se caracteriza por tener sistemas de salud débiles y fragmentados, que no garantizan el acceso universal necesario para hacer frente a la crisis sanitaria del COVID-19. Las instalaciones son insuficientes para el nivel de demanda previsto y dependen en gran medida de las importaciones de equipamiento e insumos.

Los sistemas de salud de varios países de la región ya estaban bajo presión a causa de la epidemia de dengue: en 2019 se infectaron más de 3 millones de personas (la mayor cifra registrada en la historia de la región) y 1.538 personas murieron a causa de la enfermedad. Brasil tuvo el mayor número de casos: 2,2 millones de personas (OPS, 2020).

Educación: La interrupción de las actividades en centros educativos tendrá efectos significativos en el aprendizaje, especialmente de los más vulnerables. Los centros educativos también proporcionan seguridad alimentaria y cuidado a muchos niños, lo que permite a los padres tener tiempo para trabajar. La suspensión de las clases tendrá un impacto más allá de la educación, en la nutrición, el cuidado y la participación de los padres (especialmente de las mujeres) en el mercado laboral.

Empleo y pobreza: Los efectos del desempleo afectarán de manera desproporcionada a los pobres y a los estratos vulnerables de ingresos medios. Es probable que la crisis aumente el empleo informal como estrategia de supervivencia. También es probable que las familias más pobres envíen a sus hijos al mercado de trabajo, lo que aumentará las tasas de trabajo infantil.

Si los efectos del Covid-19 llevan a la pérdida de ingresos del 5% de la población económicamente activa, la pobreza podría aumentar 3,5 %, mientras que se prevé que la pobreza extrema aumente 2,3 %.

Impacto económico en las micro, pequeñas y medianas empresas


Ya que, casi el 99% de las empresas de América Latina son micro, pequeñas o medianas, el cierre temporal de sus actividades implicarán una importante reducción de los ingresos (por lo que no podrían pagar los salarios, las contribuciones de los empleados y los aportes a la seguridad social) y podrían incluso quebrar.

Protección social


La protección social en América Latina y el Caribe ya era insuficiente antes del COVID-19. La crisis ejercerá una presión adicional sobre los países con espacio fiscal reducido, lo que pondrá en peligro el gasto social. Por su parte, en los programas de protección social será necesario ampliarlos a otras familias de bajos ingresos en riesgo de caer en la pobreza.

Cohesión social


Los elementos económicos y sociales reseñados se dan en un contexto de inestabilidad política generalizada e incluso de agitación política. La confianza en las instituciones políticas (Congreso, Poder Ejecutivo, Poder Judicial y partidos políticos) se encuentra en el nivel más bajo en décadas. La pérdida de confianza en la democracia será aún más grave si los gobiernos no dan una respuesta adecuada al Covid-19.
Apoye a El Nacional Somos un medio independiente, su apoyo nos permitirá seguir adelante. elnacional.pe. Gracias :).
×
Síguenos