Estados Unidos e Irán retroceden del borde de una posible guerra tras ataque en Irak

Ad 970 x 250

Estados Unidos e Irán retroceden del borde de una posible guerra tras ataque en Irak

El Nacional
9 ene. 2020
Estados Unidos e Irán retroceden al borde de una posible guerra
Estados Unidos e Irán retroceden al borde de una posible guerra. El presidente Donald Trump declaró ayer desde la Casa Blanca que Irán "parece haber cedido" tras atacar bases estadounidenses en Irak. / AP

Estados Unidos e Irán retrocedieron el miércoles (08.01.2020) del borde de una posible guerra tras el anuncio del presidente Donald Trump de que no respondería militarmente al ataque iraní con misiles contra bases que albergan a soldados estadounidenses en Irak. Aunque no hubo bajas en esas acciones, las fuerzas estadounidenses en la región se mantenían en alerta.

En conferencia a los medios desde la Casa Blanca, Trump parecía decidido a bajar la tensión a la crisis, la cual había aumentado después que autorizó el asesinato del general iraní Qassem Soleimani, perpetrado la semana pasada. Irán disparó durante la noche más de una docena de misiles contra dos bases en Irak, en lo que constituye el ataque iraní más directo contra Estados Unidos desde la toma de la embajada estadounidense en Teherán en 1979. Al respecto, el Pentágono dijo el miércoles (08.01.2020) que creía que Irán había disparado con intención de matar efeetivos estadounidenses.

Trump señaló concretamente que "Irán al parecer se ha apaciguado, lo cual es bueno para todas las partes implicadas y muy bueno para el mundo".

La semana pasada, miembros paramilitares iraníes asediaron la embajada estadounidense en Bagdad, y los aliados de Teherán en la región conservan su capacidad para perpetrar ataques similar del 27 de diciembre, que costó la vida a un contratista estadounidense y fue el origen del conflicto en el Medio Oriente.

El general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, advirtió que "tal vez sea muy prematuro decir" si Irán está satisfecho de que los ataques con misiles fueron suficiente para vengar el asesinato de Soleimani.

Irán prometió vengar la muerte de su general Soleimani, asesinado por Estados Unidos. en Irak. Su promesa comenzó a cumplirse con un primer ataque contra bases con presencia fuerzas estadounidenses.

Sanciones económicas


El mandatario norteamericano anunció que reforzará las sanciones económicas. indicó que las nuevas sanciones estarán vigentes "hasta que Irán cambie su comportamiento".

Trump, no precisó cuáles serán esas sanciones, pero, envío mensajes a otros países y organizaciones para tomar acciones que afecten a Irán.



Tensión en Irak


El conflicto bélico entre Teherán y Washington posee una gran impacto, y el mundo quedó a la espera, si el mandatario estadounidense respondería con mayor fuerza militar. 

Donald Trump, en su discurso a los medios por nueve minutos, mencionó que las fuerzas armadas de Estados Unidos son fuertes y están provistas de misiles "grandes, poderosos, precisos, letales y veloces". Pero aseveró que,"No queremos emplearlos".

Durante días, Irán insistió que respondería enérgicamente a la muerte de Soleimani, pero su ataque limitado contra dos bases, una en la ciudad de Irbil y la otra en Ain al-Asad, al parecer también muestra la indisposición de Teherán a una colisión mayor con Estados Unidos. El canciller Mohammad Javad Zarif señaló en un tuit que Irán "concluía sus medidas proporcionadas de autodefensa".

Pidió a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que se "involucre más en el proceso de pacificación del Medio Oriente".

Además, instó a Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia a romper el acuerdo nuclear alcanzado en 2015 con Teherán, al que Washington, "ha donado mucho dinero", para renegociar un nuevo pacto.

"Debemos trabajar todos juntos hacia un acuerdo con Irán que haga el mundo un lugar más seguro y pacífico", mencionó.

Trump abrió su discurso en la Casa Blanca reiterando su promesa de que "a Irán nunca se le permitirá tener un arma nuclear". Irán había anunciado después del asesinato de Soleimani que ya no cumpliría ninguna de las restricciones al enriquecimiento de uranio previstas en el acuerdo nuclear de 2015, el cual fue elaborado para impedir a Teherán fabricar un arma atómica.

El presidente, hace tiempo a Estados Unidos del acuerdo nuclear, aprovechó el momento de calma para proponer negociaciones tendentes a un nuevo convenio que restrinja los programas de misiles balísticos de Irán y las campañas militares con aliados en la región como las dirigidas por Soleimani.
Síguenos en Facebook y compártelo con tus amigos!