Venezuela estrena moneda el Bolívar Soberano

Ad 970 x 250

Venezuela estrena moneda el Bolívar Soberano

El Nacional
20 ago. 2018
Las entidades bancarias estarán cerrados el lunes para prepararse para la introducción del “bolívar soberano”, en medio de incertidumbre por efectos de paquetazo.

Bolívar Soberano

La reconversión monetaria anunciada por el Gobierno venezolano, Nicolás Maduro como parte del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, inició este lunes 20 de agosto con la circulación del Bolívar Soberano.

La nueva moneda venezolana, cuyo símbolo es Bs.S. , tiene cinco ceros menos en comparación con el bolívar, que coexistirá para operaciones al menudeo o menor monto.

En consecuencia de la incertidumbre económica, muchos comercios cerraron el fin de semana en Caracas y otras ciudades, tras días de compras nerviosas hasta donde aguantó el bolsillo, golpeado por una hiperinflación proyectada en 1.000.000% para 2018 por el FMI, y largas filas en gasolineras ante un anunciado aumento de los precios.

Hace una semana el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció que este 20 de agosto, declarado no laborable para la adaptación de la ciudadanía al nuevo cono monetario, inicia una “reconversión monetaria y reconversión económica integral”.

En su opinión, la fecha es un “punto de inflexión” para Venezuela, envuelto en una coyuntura económica. “Vamos a desmontar la perversa guerra del capitalismo neoliberal para instalar un sistema económico virtuoso, equilibrado, sustentable, sano y productivo”, dijo en Twitter.

Los nuevos billetes (2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500) ya están en manos de la banca pública y privada. El Bolívar Soberano estará anclado a la criptomoneda el Petro, que está respaldada por las reservas petroleras del país caribeño.

Estas medidas vienen acompañadas de un nuevo rediseño de la política fiscal y tributaria, una nueva política de subsidio a la gasolina, un aumento de cuatro puntos porcentuales al Impuesto Al Valor Agregado (IVA) y el establecimiento de un tipo de cambio único, que fluctuará de acuerdo a las subastas del Dicom bajo la regulación del BCV.

La reconversión monetaria anunciada por el Gobierno venezolano, Nicolás Maduro como parte del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, inició este lunes 20 de agosto con la circulación del Bolívar Soberano.

La nueva moneda venezolana, cuyo símbolo es Bs.S. , tiene cinco ceros menos en comparación con el bolívar, que coexistirá para operaciones al menudeo o menor monto.

En consecuencia de la incertidumbre económica, muchos comercios cerraron el fin de semana en Caracas y otras ciudades, tras días de compras nerviosas hasta donde aguantó el bolsillo, golpeado por una hiperinflación proyectada en 1.000.000% para 2018 por el FMI, y largas filas en gasolineras ante un anunciado aumento de los precios.

Hace una semana el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció que este 20 de agosto, declarado no laborable para la adaptación de la ciudadanía al nuevo cono monetario, inicia una “reconversión monetaria y reconversión económica integral”.

En su opinión, la fecha es un “punto de inflexión” para Venezuela, envuelto en una coyuntura económica. “Vamos a desmontar la perversa guerra del capitalismo neoliberal para instalar un sistema económico virtuoso, equilibrado, sustentable, sano y productivo”, dijo en Twitter.

Los nuevos billetes (2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500) ya están en manos de la banca pública y privada. El Bolívar Soberano estará anclado a la criptomoneda el Petro, que está respaldada por las reservas petroleras del país caribeño.

Estas medidas vienen acompañadas de un nuevo rediseño de la política fiscal y tributaria, una nueva política de subsidio a la gasolina, un aumento de cuatro puntos porcentuales al Impuesto Al Valor Agregado (IVA) y el establecimiento de un tipo de cambio único, que fluctuará de acuerdo a las subastas del Dicom bajo la regulación del BCV.

Nueva billete de Venezuela, bolívar soberano

¿Por qué anclado al Petro?


Los economistas Tony Boza y Elio Córdova indicaron que la medida de anclar el Bolívar Soberano y el salario al Petro busca evitar la depreciación del signo monetario y proteger el poder adquisitivo de los venezolanos.

En entrevista para teleSUR, ambos especialistas señalaron que el objetivo gubernamental es frenar el desequilibrio, producto de la guerra económica.

La oferta en circulación del Bolívar Soberano estará sujeta a la cantidad de petros disponibles y actuaría como una caja de conversión, a la vez estará asociada a la canasta o valor del precio del petróleo venezolano, refiere la agencia estatal AVN.

Cada unidad del criptoactivo equivaldrá a tres mil 600 bolívares soberanos y será la referencia para fijar el valor del trabajo, el precio de los servicios y de los bienes de consumos, como una de las unidades contables que regirán la nación bolivariana.

Crisis regional


La puesta en marcha del programa de Maduro coincide con graves tensiones migratorias por el masivo éxodo de venezolanos. Naciones Unidas estima que 2,3 millones de personas han migrado para huir de la crisis.

Brasil enviará tropas a su frontera después de que residentes de la ciudad limítrofe de Pacaraima quemaran el sábado campamentos de inmigrantes venezolanos, que han llegado en masa en el último año.

Venezuela exigió “protección” a sus ciudadanos.

Por su parte, Ecuador comenzó el sábado a bloquear el paso de venezolanos en sus fronteras exigiéndoles pasaporte en lugar de la cédula de identidad.

Perú adoptó una medida similar, por lo que Colombia teme que miles queden varados en su territorio.

Ante el aumento de las tensiones, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió “mantener las puertas abiertas al pueblo de Venezuela, víctima de la peor crisis humanitaria que el continente ha visto”.

Protestas


En rechazo al plan económico de Maduro, tres de los principales partidos opositores llamaron a una huelga de 24 horas el martes.

“Es un primer paso”, dijo Andrés Velásquez, de la agrupación Causa R, al asegurar que el objetivo es comenzar a unificar “la protesta social”.

Manifestaciones por derechos laborales, falta de alimentos y medicinas y fallas de servicios como agua y luz se multiplican, con una oposición dividida y debilitada.

No está claro cómo los convocantes articularán la huelga, sin participación de otros partidos opositores.

El sector privado, además, solo trabaja al 30% de su capacidad debido al colapso de la economía, en tanto el gobierno ejerce un férreo control sobre empleados públicos.

TeleSUR/EFE
Síguenos en Facebook y compártelo con tus amigos!